Saltar al contenido

Calidad en las telecomunicaciones

A través de Vlex leo que la Comisión de la Sociedad de la Información y del Conocimiento del Senado ha instado al Gobierno a que tome medidas para que al menos el 95% de las empresas con más de diez empleados tengan acceso a Internet con banda ancha. A mí estas cosas me parecen estupendas, aunque desde luego no es suficiente si lo que se pretende es impulsar el comercio electrónico. Con todo, es un paso más, aunque confiemos no sirva otra vez para prolongar situaciones de privilegio que precisamente lo que hacen es perjudicar a las PYMES españolas y desandar la liberalización de las telecomunicaciones que se nos ha estado vendiendo.

El caso es que curioseando las actividades de dicha Comisión veo que también se ha propuesto la creación de una Agencia Estatal de defensa de la Calidad en las Telecomunicaciones, con las siguientes finalidades:

  • Garantizar los derechos de toda persona como consumidora de los productos y servicios de telecomunicaciones.
  • Resolver los conflictos que surjan en materia de telecomunicaciones.
  • Informar, orientar y asesorar al usuario de los productos y servicios de telecomunicaciones.
  • Supervisar y mejorar el funcionamiento del mercado de productos y servicios de telecomunicaciones.
  • Proteger a los consumidores de los productos y servicios de telecomunicaciones.
  • La potenciación de la mediación y el arbitraje; la inspección y procedimiento sancionador.
  • Aunque los organismos autónomos no sean la panacea, sí que parecen más independientes que la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, órgano previsto en la Orden ITC/912/2006, de 29 de marzo, para velar por la calidad que nos ofrecen las prestadoras de estos servicios.

    Esta última norma viene a desarrollar el Real Decreto 424/2005, de 15 de abril (Reglamento sobre las condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas), que ya incluía algunas referencias sobre calidad del servicio (derechos de los usuarios), pero era necesario concretar cómo se medirá, evaluará y auditará ésta de acuerdo con los parámetros que fije la Secretaría de Estado a partir de los estándares europeos. Estos niveles de calidad del servicio se deberán establecer en los propios contratos con los usuarios finales, que deberán adaptarse antes del próximo mes de junio.

    Por lo que respecta a Internet, los operadores tendrán moratoria ya que las mediciones no deberán comenzar hasta 2007. Se tendrán en cuenta la proporción de accesos de usuario con éxito, la proporción de transmisiones de datos fallidas y la velocidad de transmisión de datos conseguida.

    Otra novedad interesante es que está prevista la publicación de toda esta información en las páginas web de la Secretaría de Estado, a las que obligatoriamente deberán enlazar de forma fácilmente identificable las propias operadoras desde sus respectivos sitios.

    Publicado enTelecomunicaciones

    Sé el primero en comentar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.