El poder del iPod

Me mandan (gracias JR) una noticia leída en los foros de eshock que no puedo menos que reproducir.

    Una mujer de Memphis, Tennessee fue arrestada y acusada de asesinato en primer grado después de matar a su novio con un reproductor de música MP3, iPod. Arleen Mathers, de 23 años, fue arrestada después de que llamó a la policía local y admitió haber acabado con la vida de su novio.
    Cuando la policía llegó a la residencia de Mathers, encontraron el cadáver de Brad Pulaski, de 27 años de edad. Había muerto debido a traumas, después de haber sido golpeado en repetidas ocasiones con un objeto metálico.
    El arma asesina: una iPod MP3 player de Apple. A pesar de que no se había confirmado el motivo, la evidencia sugiere que el asesinato fue resultado de una disputa doméstica después de que Pulanski borró las canciones del iPod de su novia.
    De acuerdo con los policías que investigan el caso, Arleen estaba histérica cuando llegaron a la escena del crimen, y les dijo que había matado a su novio porque la acusó de bajar música de forma ilegal de la red, y borró sus dos mil canciones en MP3. Arleen reclamó que le había tomado tres meses construir su colección musical.
    La autopsia reveló que Pulaski fue golpeado en repetidas ocasiones en la cara y el pecho con un objeto metálico, y murió a causa de un derrame interno, según dijo el Dr. Felix Klamut, forense policiaco.
    De acuerdo con el sitio web de Apple, la iPod está hecha parcialmente de metal sólido, y ha sido reconocida por su resistencia al maltrato, golpes e incluso derrames de líquidos sobre ella.
    “Le tomó un rato morir”, dijo el forense. “Debe haberlo golpeado entre 40 y 80 veces con esa iPod. Su muerte no fue instantánea, eso es seguro”.
    Mathers fue arraigada el viernes en la noche bajo vigilancia especial. El Juez municipal estableció su fianza en 600 mil dólares, y tendrá que comparecer a una audiencia preliminar el nueve de marzo de 2004.

El siguiente paso, en un país en el sentido común o la “diligencia de un buen padre de familia” no caben en las leyes, va a ser demandar a Apple por este nuevo uso del iPod (ríanse, pero se ha demandado a fabricantes de armas con ese planteamiento, a tal absurdo llega en EE.UU. la responsabilidad en cascada), que además tendrá que añadir a las condiciones de la contratación las correspondientes advertencias y en su disclaimer la exclusión de responsabilidad por los daños causados por este nuevo mal uso. Espero que no pasen a fabricarlo de plástico, con lo que indudablemente perdería parte de su encanto.

4 Comentarios | Responder | Suscríbete

  • El caso suelta un fuerte tufillo a leyenda urbana, ¿no te parece? Lo he buscado por ahí y las fuentes no parecían muy fidedignas. Tampoco aparece confirmado ni desmentido en la web de los Premios Stella, la ‘Biblia’ de los casos falsos o pintorescos de los EEUU…

  • Pues sí, bien podría ser un bulo. Esperaremos a ver si se dice algo más.

  • Efectivamente, lo es. Lo desmienten en MacWorld, aunque no deja de tener gracia.

  • Me deja absolutamente impresionada esa noticia, que no conocia es tan insolita¡¡¡¡¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Javier Prenafeta Rodríguez, con D.N.I. núm. 29.109.617N, con domicilio en Urb. Parque Roma F9, 9º A, 50010 Zaragoza, y utilizados únicamente para la gestión de los comentarios de esta bitácora y el seguimiento de las estadísticas de acceso. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como a la publicación en este sitio web de los datos requeridos en el formulario.

Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a la dirección jp@jprenafeta.com o a través de la página de contacto.

1 Trackback

  • Cosas para leer (cuando estás aburrido)
    Artículos para leer mientras pienso en lo que puedo escribir y arreglo lo de las fotos:

    Cómo coño se meten en esos trajes los superheroes en Cosas de Frikis.
    Cómo matar a tu novio con un ipod en la bitácora de Javier Prefaneta (bastante vieja la 2