Culture Club

Muchos esperábamos, desde hace días, el Plan Integral del Gobierno para la disminución y la eliminación de las actividades vulneradoras de la propiedad intelectual (Plan Antipiratería para sus progenitores). Me llega por cortesía de Fernando Acero, de Hispalinux. Lo he leído de buena fe, aún a sabiendas de quién está detrás de él.

La impresión general que he sacado es que, frente a algunos buenos propósitos iniciales (la necesaria adaptación de la propiedad intelectual a las nuevas formas o tecnologías de reproducción y comunicación, por ejemplo), enseguida se revela la principal debilidad de dicho Plan: asume, de partida, concepciones que teóricamente pretende demostrar a posteriori. Así, aunque cuente -no para todo- con el Consejo de Consumidores y Usuarios, poco se va a consensuar.

Entre los axiomas, se parte de la base de que la "piratería" (palabra que se repite ad nauseam) es el gran mal que azota a la propiedad intelectual y que trasciende, no sólo a la cultura, sociedad, economía o empleo, sino también a la Hacienda Pública e incluso al turismo. A pesar de que se reconozcan, en cierta medida, algunos de los motivos que llevan a la infracción de estos derechos ("el precio, el desconocimiento o rechazo de las normas de propiedad intelectual…, son razones que en múltiples foros se dan, si no para justificar estos comportamientos, sí, al menos, para tratar de explicarlos"), la única razón en averiguarlos es para poder utilizarlos en la reeducación y reinserción de los infractores en la sociedad. No se analiza por qué se ha llegado a esta situación. La industria y los autores son siempre las víctimas.

Se define como "piratería" tanto la venta callejera de obras como la transmisión de éstas por medio de Internet, según los dictados de la SGAE. No se plantea la posibilidad, aunque sea para desecharla con argumentos jurídicos, de que estas últimas actividades podrían no ser delito (ni incluso ilícito civil).

Se busca determinar el perfil del consumidor de estos productos ilegales, pero ya lo adelanta: los jóvenes, música, los adultos, productos audiovisuales, y el pequeño y mediano empresario, programas de ordenador. Entre otras mentiras, las supuestas garantías que para el consumidor tienen las obras adquiridas legalmente. Se olvida que en la mayoría de DVDs y en algunos CDs se elimina la posibilidad de realizar una copia privada o incluso que algunos no se leen en todos los reproductores (con infracción de marca al incumplir el estándar de Phillips así como de los derechos de los consumidores).

Entre las medidas previstas, se adelanta que la normativa actual es suficiente (aunque se colmarán lagunas), se preve la creación de juzgados especializados (el problema se coloca al nivel de la violencia doméstica) y una importante labor de formación de jueces, fiscales y miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de las Comunidades Autónomas. El adoctrinamiento correrá a cargo de la Administración y del sector privado (gestoras de derechos, BSA, FAP, Mesa Antipiratería e industria de las tecnologías de la información y la comunicación). Controlar el suministro de información que llega a los "agentes públicos encargados de velar por el fiel cumplimiento de la Ley en estas materias" es crucial, así que los representantes de los consumidores y usuarios quedan fuera.

La propiedad intelectual no sólo debe proteger a los creadores, como se afirma en el Plan, sino que además debe permitir la difusión más amplia posible de las obras, ideas y los conocimientos nuevos, según establece la Directiva 2004/48/CE, de 29 de abril de 2004.

3 Comentarios | Responder | Suscríbete

  • Todo el mundo tiene claro que este plan esta dictado desde las mismas oficinas de esas empresas que nombras en la noticia, lo que no se es si realmente han medido lo que les supone economicamente la supuesta lacra de la pirateria (suponiendo que dejase de serlo), en 2002-2003 la $ga€ tuvo un incremento en sus beneficios (ojo, en los beneficios, no solo gano, sino que gano mas) de un 12% a pesar de que segun pedro farre el 72% de las tiendas vendieron entre un 10% y un 40% menos ¿como?, vamos a ver, el impuesto revolucionario (canon) les reporta mas beneficios que nunca, pero quieren matar a su gallina de los huevos de oro, la que les da pasta y lleva a la gente a conciertos. Jeje, doble moral veo en la situacion, te lucras por un lado con el sablazo del canon, y por el otro criminalizas a los usuarios. En ese mismo año del incremento del 12% el porcentaje de usuarios de internet en españa era del 22%, eso es mucha gente como para cabrearla.

  • Sí señor,propaganda al más puro estilo marxista de principios del siglo pasado. Javier, sólo discrepo contigo en un punto: el “plan” NO DEFINE “piratería” que queda, una vez más, como concepto jurídico indeterminado.

  • Cierto, no lo define, al menos en términos legales. En realidad lo que quiero decir es que, en ese concepto, meten en el mismo saco cosas distintas: el "top manta" y la transmisión de ficheros a través de Internet.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Javier Prenafeta Rodríguez, con D.N.I. núm. 29.109.617N, con domicilio en Urb. Parque Roma F9, 9º A, 50010 Zaragoza, y utilizados únicamente para la gestión de los comentarios de esta bitácora y el seguimiento de las estadísticas de acceso. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como a la publicación en este sitio web de los datos requeridos en el formulario.

Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a la dirección jp@jprenafeta.com o a través de la página de contacto.

1 Trackback

  • Aspectos positivos del Plan Antipiratería. La lectura del nuevo Plan Antipiratería del Gobierno genera en el lector desprevenido dos sensaciones contradictorias. Por un lado, la decepción que provoca comprobar que nuestros gobernantes ven Internet como un cuarto trastero que hay que ordenar – c…